-inicio mis datos apuntes proyectos contactarme ¿más...?

 

 La computadora en la escuela  

Hoy se nos plantea a todos los docentes el tremendo desafío de encontrar una manera de enseñar que sea atractiva para los chicos. Tenemos la obligación (y esa es nuestra sublime tarea) de lograr mantener vivo ese deseo de aprender que los chicos poseen naturalmente y que, a medida que crecen, en la escuela parece como que se les va atrofiando. Ya que podría decirse que sus intereses son inversamente proporcionales a los de la escuela. Por eso es fundamental encontrar ese punto de enganche que los entusiasme y los dispare a realizar una tarea que sientan agradable (y que cumpla con nuestros objetivos). Y ahí tenemos a la computadora, nuestra gran aliada a la hora de enseñar. Por eso debemos explotar este recurso al máximo ya que es una motivadora natural.

Es sabido que ese niño que se distrae en clase, que es inquieto y, en general, parece estar en Babia, se entusiasma en la clase de computación. Pero ¿por qué? Si la voz de la maestra parece no poder penetrarle... sin embargo sí se involucra con la compu. Disparadora de motivación: capta de una vez ojos, oídos, manos...probablemente se construyan algún día con olor y gusto. Más que el video, porque pueden actuar. Mejor que la televisión porque les contesta. Entonces los contenidos llegan masivamente y por algún lado penetra, justo ese lado que a veces la maestra no puede encontrar. Aprovechemos esto, no sólo para que los niños aprendan computación, sino como recurso capaz de fomentar aprendizaje.

Ahora bien, resulta que nos piden a nosotros, los docentes de informática, trabajar con el curriculum (no existe la materia informática).

Esto se plantea como problema para muchos docentes del tema que deben arreglarse solos a la hora de planificar una clase. Las exigencias son muchas (que aprendan computación, que tenga que ver con la currícula, que sea interesante, etc.), mas al momento de la clase se encuentran solos para hacer frente a la magnitud de expectativas. En muchas escuelas aún, el laboratorio de computación es una pecera poco frecuentada por los "no idóneos", rodeada por un halo de misterio e inquietud. Y aunque la importancia del tema ya no admite discusiones, todavía hay muchos, muchos adultos que no se atreven con la computadora.

Trabajar interdisciplinariamente (o sea entre varias materias conjuntas) se dice fácil, pero se hace difícil cuando debemos aplicarlo. Porque no se trata de una suma de materias, sino a lo que debiéramos aspirar es a interrelacionarlas.

La naturaleza es una sola. El mundo es uno solo. Sin embargo parece que seguimos empeñados (porque así nos lo enseñaron y nos lo siguen enseñando ) en fraccionar todo y tratar cada cosa separadamente. Porque las matemáticas son las matemáticas y la lengua es otra cosa, ni hablar de las ciencias naturales o la plástica. Sin embargo es la maestra la que enseña todo, separado o junto, y es la más capacitada, quizá, para trabajar de esta manera, aunque a veces no sabe cómo. Ni hablar de los docentes de informática que se las ven negras a la hora de planificar actividades que deben ser curriculares. Pero ¿están preparados para eso? Todos quieren, pero no todos pueden porque a veces saben el qué pero no el cómo.

Pero entonces ¿cómo aprovecharla?

Trabajar en conjunto maestras y docentes de computación es fundamental, porque es aquí donde el trabajo se enriquece y las propuestas pueden surgir. Los docentes de informática son expertos en esa materia, pero no pueden saber a fondo todos los temas, así como las maestras y/o profesores no pueden saber o dedicarse a saber todo sobre computación.

Cuando hay un tiempo de reflexión, de preparación de temas entre ambos, las ideas no se suman, se multiplican. De ahí lo interesante de tener ese tiempo de laboratorio de ideas en conjunto; tiempo de coordinación.

¿Cómo coordinar?

Preguntas que nos debemos hacer antes de planificar una clase

¿A quién va dirigida?

¿Qué deseamos enseñar?

Parece obvio, sin embargo siempre debemos recordar con qué nivel vamos a trabajar. Esto incluye tanto la edad del alumno (su madurez) como el nivel de destreza con la computadora que tiene hasta ese momento.

Es la maestra o profesora del tema la que debe avanzar con la currícula, la que sabe los objetivos a cumplir y la que conoce las etapas que ya han transitado sus alumnos. Entonces, docente de computación, es a ella a la que hay que escuchar primero.

  • unidad que aborda

  • temas a tratar en las distintas materias

  • qué nos proponemos que aprendan los chicos

  • qué problemas de aprendizaje

  • qué proyecto si lo hubiera

Ahora el experto en informática que conoce los recursos con los que cuenta, y sabe qué nivel de manejo tienen con la máquina, si ya están listos para manejar una planilla, un dibujo, un procesador más complejo, podrá proponer la utilización de distintos programas que se adecuen a las necesidades del maestro. Muchas veces dispone de software que se adaptan como anillo al dedo a lo requerido. Comúnmente con programas cerrados que fueron hechos para un tema en especial. ¡Facilísimo! Justo lo que estábamos buscando. Disponemos de un memotest con letras mayúsculas para 1er grado, o un juego de cuentas de multiplicar para aprender las tablas, o uno del sistema solar tipo enciclopedia que los chicos pueden recorrer a voluntad, etc., etc. En estos casos la maestra utilizará la clase de computación como disparador de un tema, como cierre, como refuerzo, etc. La docente de informática aprovechará para que los niños se hagan más diestros en el uso de la computadora, guiando y evacuando dudas técnicas.

Claro que a veces no tenemos nada de todo esto y nos encontramos pensando qué puede ser...

Muchas veces las maestras tienen ideas preciosas que ni se les ocurre conectarlas con computación. Fuera del procesador de texto, pasar un informe, copiar una poesía ¡qué aburrido!. Buscar junto a la maestra algo que pueda conectarse entre sí...un tema global que siempre puede verse desde distintas miradas: histórica, geográfica, matemática, geométrica, etc.etc.etc.. De lo que se trata es de utilizar creativamente lo que tenemos: ese procesador, ese paquete integrado con planilla y base de datos, ese graficador. Son recursos mínimos que normalmente hay en todo laboratorio. Pero son instrumentos que debemos enseñar a los niños a manejar con soltura.

Un procesador de texto ¿sólo sirve para escribir?

Cómo no divertirnos un rato sacándole el jugo al procesador, porque no sólo puede escribirse de un tirón, y estamos gestando un potencial escritor. Podemos hacer un formulario, un carnet, una encuesta, jugar con las palabras (aumentativas con letras GRANDES y diminutivas con chiquititas , con colores diferentes y fuentes que nos expresan con más énfasis los tonos ¡ENTIENDEN!. Y tantas cosas. Porque de lo que se trata es de dejarse llevar un poco por la imaginación y volar, volar soñando cosas que podríamos hacer con la computadora. Es aquí donde nacen las ideas más cautivantes y los trabajos más ricos. Claro, luego debemos bajar a Tierra y ajustarnos a la realidad de lo que tenemos y podemos hacer y seguramente, siempre nos quedará un buen proyecto.

En mi experiencia lo óptimo para que se realice un proyecto aparentemente difícil, es el entusiasmo. Y al hablar de entusiasmo me refiero a la "motivación". La motivación es el punto, el motor que nos lleva a transitar un camino en la persecución de un fin, que nos hace activar los recursos personales para superar los obstáculos que puedan presentarse. Los docentes estamos ahí para no sólo motivar a los niños sino para guiarlos en el aprendizaje de nuevas estrategias.

Pero atención. Al hablar de motivación estamos hablando de motivación de tres componentes: los chicos, la maestra, y la docente de informática y, a veces, también hay que convencer a la directora para que lo apruebe; esto no es tan difícil cuando estamos convencidos de los fundamentos de los proyectos que encaramos. Ahora bien, difícilmente pueda realizarse un proyecto sin estar la maestra involucrada. Mucho más fácil es interesar a los chicos cuando ambas, maestra e informática, están convencidas y apasionadas por lo planeado.

Cuando el proyecto es entendido y explicado con claridad, cuando incentivamos en los chicos su creatividad y ellos comprenden el objetivo, porque hay un fin específico a cumplir, una tarea que será su producto, que podrán mostrar, gustar, mirar, entonces comienza un proceso maravilloso de aprendizaje y creación, y nos vemos superados muchas veces en nuestras expectativas iniciales.

La computadora les encanta pero sólo sirve para jugar

A veces las maestras no tienen muy en claro qué clase de ayuda les puede ofrecer la computadora para el proceso de aprendizaje.

Alguna vez una docente de preescolar me ha preguntado, después de muchas clases trabajadas, qué podía escribir en sus planificaciones sobre las clases de computación, ya que se lo exigían y no estaba muy segura de que hicieran algo distinto que aprender a manejar la compu. Claro, los chicos trabajaban cada clase con un "jueguito" diferente. Estaba a la vista los avances en cuanto al dominio del teclado que iban adquiriendo, pero ¿qué más?. Cuando reflexionamos juntas de que con las flechas manejan lateralidad, ubicación en el espacio, motricidad fina a distancia, coordinación motora visual, correspondencia, agrupamiento, etc.etc. se iluminaron sus ojos, y desde entonces encara ella, desde su protocolo, lo que debemos hacer, y en qué secuencia.

1998  gegurza@intercol.org.ar

 

 La computadora, el docente, el informático y el niño

artículo publicado en www.quadernsdigitals.net 

 

LO QUE VALE Y LO QUE NO VALE EN “COMPUTACION”

publicado en Novedades educativas 2000

 

Experiencias: Proyecto Correo

publicado en Plaza educativa enero 2000

http://www.plazaeducativa.com.ar/n1p3.html

 

Intentando GNU/Linux

ponencia para el 1er encuentro de sofrware libre y educación- 2001 organizado por www.cignux.org.ar

 

Copio y pego- Maravillosa internet 

publicado en Novedades educativas diciembre 2004

-inicio mis datos apuntes proyectos contactarme ¿más...?

Premio Mensual Documentos
Binarios